Puertas batientes EI vidrio o resistente al fuego


Productos

Descripción

Las puertas batientes EI de vidrio nacen de la necesidad de un sistema de protección pasiva contra la propagación del fuego, permitiendo una mejor evacuación del personal en caso de incendio. Con una composición formada por un marco metálico con puente térmico en el caso de clasificación EI, sus correspondientes elementos aislantes y las bandas intumescentes que sellaran los huecos para impedir el paso de las llamas en caso de un aumento significativo de la temperatura. Los vidrios utilizados, de máxima transparencia, son los correspondientes a cada clasificación, clasificaciones que van desde E30 hasta EI90. Tipologías validas tanto apertura lateral de 1 hoja batiente como en apertura central con 2 hojas batientes. Hojas metálicas batientes resistentes al fuego EI con vidrio, ensayadas y certificadas por laboratorios homologados según normativas vigentes. Las características técnicas y de composición varía según la solución utilizada, estando disponibles las hojas con estructura metálica, de aluminio o en inoxidable.

Características

Hojas Hojas vidriadas obteniendo máxima transparencia
Motorización Posibilidad de automatizar con grupo Vector EI
Certificado Acorde a la normativa de resistencia al fuego
Acabados Metálico lacado, aluminio lacado o anodizado, inoxidable

Acabados

Diferentes posibilidades de acabado, lacado en caso de perfileria metálica, anodizado o lacado en la opción aluminio. En la opción inoxidable AISI304 y 316.

Descargas

No hay descargas disponibles
Ir a descargas
BIMobject
Catálogos
Certificados
Planos
Memoria técnica
Ficha técnica
Manuales de usuario

Preguntas frecuentes sobre puertas batientes EI de vidrio o resistentes al fuego

¿Qué características de seguridad posee una puerta automática batiente resistente al fuego?

La función de la puerta automática batiente resistente al fuego es la misma a la de una puerta estándar hasta que se produce un corte en el suministro eléctrico, como consecuencia de un incendio, alarma, etc. En caso de incendio, cuando el fuego alcanza de forma directa al cerramiento los materiales intumescentes realizan su función, sellando la puerta en 4 o 5 minutos, impidiendo el paso de la llama y la posibilidad de que la puerta se abra.

En caso de incendio, la puerta debe quedar en posición cerrada pero no bloqueada, esto es, las hojas deben estar cerradas, para que cuando llegue el fuego impida el paso de las llamas y gases, y de altas temperaturas de un sector a otro.