Puertas de emergencia o antipánico


Productos

Estás en: Productos / Puertas automáticas / Evacuación

Descripción

Las puertas de emergencia con mecanismo antipánico de Manusa combinan la funcionalidad de una puerta corredera con la posibilidad de abatimiento de las hojas, permitiendo así maximizar la zona de paso. La puerta funciona en modo normal (corredera y automática) y en caso de emergencia, las hojas se abaten por simple empuje manual hacia el exterior y se repliegan en los laterales para permitir un amplio paso libre de evacuación. Nuestras puertas antipánico están recomendadas para edificios públicos como aeropuertos, estaciones o grandes superficies o en instalaciones donde puntualmente se precise un área de acceso de dimensiones mayores a la habitual. Son compatibles con varios de nuestros accesorios Manusa, entre ellos el selector de mando Óptima, el selector de mando Smart, el mando a distancia, el cerrojo automático, las fotocélulas de seguridad, el sistema de control de acceso y el sistema de identificación personal de acceso. Disponibles con hojas enmarcadas en todo su perímetro y hojas transparentes.

Características

Apertura Hojas correderas y abatibles
Espacio Donde se requiera un paso mayor del habitual
Emergencia Las hojas se abaten por empuje hacia el exterior
Hojas compatibles Compatible con hojas transparentes o enmarcadas

Acabados

Las puertas de emergencia con sistema antipánico, son totalmente personalizables en medidas, acabados y colores.

Descargas

No hay descargas disponibles
Ir a descargas
BIMobject
Catálogos
Certificados
Planos
Memoria técnica
Ficha técnica
Manuales de usuario

Preguntas frecuentes sobre puertas automáticas

¿Cómo funcionan las puertas antipánico integral?

El funcionamiento de una puerta de emergencia con sistema antipánico integral es realmente sencillo. En apariencia es como una puerta corredera normal, sin embargo, en caso de una emergencia, las hojas se abaten empujándolas manualmente hacia el exterior y se repliegan sobre ellas mismas, para permitir un paso libre de evacuación mucho más amplio. De esta manera las personas pueden abandonar el edificio de forma segura, sin empujones, avalanchas o formando aglomeraciones que pueden resultar muy peligrosas en estos casos.

Por norma general, se deben instalar en aquellos espacios públicos donde hay presencia de más de 50 personas, como pueden ser hoteles, hospitales, cines, bibliotecas…. Además de ser obligatorias en locales comerciales de más de 1.000 m2.  Las puertas de emergencia deben tener salida a la calle, estar bien señalizadas, nunca pueden estar bloqueadas y su acceso bien iluminado.