correderas

Puerta automática resistente al fuego EI

Las puertas resistentes al fuego de Manusa combinan la funcionalidad de una puerta automática corredera de cristal de apertura central o lateral con las propiedades una puerta cortafuego para así cumplir con la función de sectorización entre zonas

Leer más

¿Quieres más información? Nuestros expertos están a tu disposición.

Contáctanos
correderas

Puerta automática resistente al fuego EI

Contáctanos

Proyectos en los que hemos instalado este producto

Preguntas frecuentes sobre puertas automáticas correderas EI o resistentes al fuego

¿Cómo funcionan las puertas automáticas cortafuego?

Las puertas automáticas cortafuego funcionan igual que una puerta automática corredera, sea de apertura central o lateral. La diferencia es que la puerta automática cortafuego ha sido diseñada y fabricada para permitir la integridad y el aislamiento en caso de incendio. La puerta permanece cerrada y durante un tiempo determinado (30 o 60 minutos, según el modelo) no aparecen llamas o gases o no se produce una transferencia de calor significativa en la superficie de la puerta no expuesta al fuego. 

¿Cómo instalar las puertas automáticas cortafuego?

Las puertas automáticas cortafuego deben instalarse en lugares con un suelo liso, uniforme y nivelado, con paredes estables y con suficiente capacidad de carga, perfiles de tabiquería nivelados, ausencia de vibraciones y choques en la zona de la puerta. Además, debe ser realizada por personal técnico autorizado por Manusa con sólidos conocimientos técnicos de los productos, así como conocer la normativa de referencia y aplicación de los productos y servicios de Manusa.

¿Tienes dudas?