Los mejores accesos automáticos para comedores y bufets libres en hoteles

Cuando vivimos la experiencia de desayunar, comer o cenar en algún bufet libre, buscamos principalmente encontrar una comida sabrosa y que el tránsito que realicemos entre nuestra mesa y los mostradores de alimentos sea fácil y rápido.

Normalmente, los bufets libres los encontramos en hoteles. El cliente se encuentra con varias bandejas y expositores de comida compuesta de alimentos calientes y fríos y debe servirse la cantidad y la variedad que él mismo determine sin la intermediación de camareros. Habitualmente estos restaurantes establecen un precio fijo y los clientes pueden comer todo lo que deseen.

Los accesos automáticos son de gran utilidad en este tipo de espacios. Por ejemplo, en el caso de los hoteles éstos se han tenido que replantear su acceso por las medidas que han tenido que adoptar frente al Covid-19. A su entrada se puede instalar un portillo motorizado batiente, el cual permitirá la entrada y salida de una forma rápida y segura.

Los clientes podrán acceder en la franja horaria asignada, reduciendo de esta manera las aglomeraciones típicas en los bufets. Se puede hacer mediante la integración de distintos sistemas de validación en el sistema de control de acceso, como la huella dactilar o una pulsera con un código de barras, cuyo lector estará incorporado en el mismo portillo. Este tipo de sistemas de validación ofrecen a los gestores del establecimiento la posibilidad de controlar el aforo, tan necesario durante esta época de COVID, al tiempo que les permiten saber cuál ha sido la asistencia de público durante el servicio.

Puertas automáticas de acceso a cocinas


Por otra parte, debemos pensar en los empleados del restaurante. Un bufet libre no es una sala en la que haya tranquilidad en cuanto al movimiento de personas, ya que de forma constante hay clientes yendo a por comida y regresando a sus asientos. Además, los trabajadores deben estar reponiendo los alimentos de forma constante así como retirando platos, cubiertos y vasos usados.

Las puertas automáticas entre el salón y la cocina facilitan el día a día laboral de los trabajadores ya que hacen rodar grandes carros con fuentes y bandejas que deben llegar lo más rápido posible a los mostradores. Además, en establecimientos donde se quiere aumentar el nivel de seguridad, puede instalarse la puerta automática EI resistente al fuego, la cual evitará que las llamas, el calor y el humo accedan al salón en caso de que se produzca un incendio en la cocina.

Gracias a los accesos automáticos de Manusa, se logra que la estancia de los clientes y el trabajo de cocineros y camareros sea más agradable.
Comparte y comenta
Juan Pérez
Constructor
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Vitae tristique lectus donec Etiam fermentum augue in sagittis viverra. Suspendisse dapibus turpis lacus, mattis scelerisque nunc posuere non. Suspendisse eu porta nisl. In hac habitasse platea dictumst.

Soluciones aplicadas en este proyecto

img
Puertas Automáticas
img
Puertas Industriales
img
Puertas Seccionales