Las puertas automáticas favorecen el bienestar de los clientes gracias a la neuroarquitectura

Uno de los valores que más tienen en cuenta los arquitectos cuando proyectan un nuevo edificio es la comodidad de las personas dentro del edificio y en sus inmediaciones. Ya sea un centro comercial, un hotel, un restaurante, un hospital, un aeropuerto o una vivienda, una de las claves del diseño arquitectónico se basa en el bienestar de quienes transiten por el interior del inmueble.

La neuroarquitectura es una ciencia que busca precisamente hacer sentir bien a las personas afectando de manera positiva a sus emociones y sentimientos. Entre sus características podemos mencionar aspectos como la iluminación natural del espacio, su acústica sonora, las zonas verdes que lo integran y rodean, la altura de los techos, los colores de suelos paredes y mobiliario, y los elementos arquitectónicos de la estructura del edifico como los ángulos y las formas. Con ello se logra no solamente que los visitantes a ese lugar se encuentren bien sino que elijan ese mismo lugar en el futuro si tienen necesidad de regresar y no opten por la competencia. Por ejemplo en el caso de un comercio o restaurante.

Uno de los elementos que forman parte de este concepto de arquitectura es la integración de las puertas automáticas en los accesos desde el exterior así como para en la diversidad de estancias internas que pueda haber en el edificio. Los accesos inteligentes favorecen el tránsito de personas y dan al espacio en el que son instalados un toque de modernidad y vanguardia, así como alta tecnología avanzada.

Ejemplos de neuroarquitectura y puertas automáticas


Las puertas automáticas Manusa realizan una rápida apertura para permitir el paso y pueden ser integradas en cualquier espacio como un elemento más del inmueble que permite pasar la luz natural procedente del exterior al contar con hojas de cristal transparente. Gracias al equipo de profesionales que diseñan, fabrican e instalan estos elementos en todo tipo de edificios, se alcanzan altas cotas de bienestar y comodidad para empleados y clientes. ¿Qué accesos inteligentes son los idóneos?

Si nos referimos en concreto a la neuroarquitectura sanitaria podemos incluir también las puertas automáticas herméticas en sus modelos corredera, batiente y acristalada. En un hospital es vital que los pacientes se encuentren en perfectas condiciones de bienestar y los accesos inteligentes Manusa ayudan a ello.

La neuroarquitectura incide en el cerebro humano y con ello se logra reducir el estrés, aumentar el confort y con ellos las personas consideran que un edificio es saludable. Además mejoran la concentración de los empleados. Ello repercute de forma positiva en el lugar y en el negocio o empresa que lo gestione en caso de que sea un espacio con ánimo de lucro.

¿Eres arquitecto o arquitecta y quieres incorporar las puertas automáticas en tu proyecto de neuroarquitectura? Contacta ahora con nosotros y trabaja de la mano de nuestro equipo de profesionales. Igualmente, si tienes un negocio y deseas mejorar la estancia de tus clientes incidiendo de forma positiva en sus cinco sentidos, te recomendamos instalar accesos inteligentes.
Comparte y comenta
Juan Pérez
Constructor
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Vitae tristique lectus donec Etiam fermentum augue in sagittis viverra. Suspendisse dapibus turpis lacus, mattis scelerisque nunc posuere non. Suspendisse eu porta nisl. In hac habitasse platea dictumst.

Soluciones aplicadas en este proyecto

img
Puertas Automáticas
img
Puertas Industriales
img
Puertas Seccionales